Alianza Republicana Nacionalista

Arena

Historia del Grupo Parlamentario

ARENA nació el 30 de septiembre de 1981 como una expresión de la lucha por la libertad en El Salvador, país que estaba inmerso en una vorágine de violencia, debido a la Guerra Fría y a los problemas internos del país. El partido ARENA tiene plasmado en sus principios y objetivos un cúmulo de doctrina que ha puesto a disposición del pueblo salvadoreño para brindarle una ruta viable y segura para poder alcanzar por medio de acciones concretas la superación del individuo en toda su magnitud y, por consiguiente, de la sociedad de la cual forma parte.

Los conceptos ideológicos fundamentales que sustentan a ARENA son elementos doctrinarios que legara a la posteridad y para un mejor futuro de la patria, nuestro fundador Mayor Roberto D´Abuisson y un grupo de hombres visionarios que lo acompañaron en la formación de este instituto político. Solamente cuando un pueblo vive en libertad y goza de todos los beneficios de la mutua solidaridad disfruta de la armonía y de la paz social, puesto que alcanza su bienestar común y las metas señaladas por su propia y particular iniciativa.

En sus principios y objetivos, ARENA reconoce al individuo como la base fundamental del pueblo. El hombre es la creación a imagen y semejanza de Dios. La reunión de individuos se desenvuelve en toda su plenitud buscando su desarrollo, tanto material como espiritual, que les permita dimensionarse como seres capaces de contribuir solidariamente y llevar a la nación por los senderos de la paz y la tranquilidad. Dentro de este contexto, la representación parlamentaria de ARENA ha jugado un papel importante en el logro y la consolidación de paz en El Salvador, así como en el proceso de modernización del Estado, consolidación de la democracia y Estado de Derecho, la generación de igualdad de oportunidades para todos los salvadoreños y el progreso en general.

Principios

  • Sistema Democrático, Republicano y Representativo, que garantice la libertad de acción y consecución de fines pacíficos del individuo.
  • Se reconoce al individuo como la base fundamental del pueblo, y la familia como el núcleo de la sociedad.
  • El estado no es un fin en sí mismo, sino el medio para el engrandecimiento y superación del individuo.
  • El bastión primordial que debe regir la conducta de los nacionalistas salvadoreños está formado por tres elementos: Dios, Patria y Libertad.
  • El bienestar, el logro de una meta, el honor, la constante búsqueda de la verdad, son productos del espíritu humano.
  • El estado debe garantizar el trabajo, el bienestar de la patria y el sistema económico, éste orientado hacia el incremento de la productividad a través de la libre empresa.
  • Se reconoce como principio de nuestra vida económica el derecho individual de adquisición, retención y uso de la propiedad como una proyección de la persona humana.
  • La mayor riqueza de nuestra patria es la capacidad humana de sus habitantes.
  • Igualdad de los hombres ante Dios.
  • Los partidos políticos no deben inmiscuirse en cuestiones religiosas.
  • Se reconoce a la Fuerza Armada como único brazo armado del pueblo.
  • Propiciar la unidad de Centroamérica.
  • Rechazo a doctrinas que pregonan la lucha de clases.

Objetivos

  • Defender nuestras tradiciones occidentales a través del nacionalismo, la democracia y la libertad.
  • Luchar por la formación de una sólida conciencia republicana y nacionalista que sea el pedestal de la unidad nacional para que ésta permita obtener el desarrollo integral que el país necesita.
  • Apoyar a la Fuerza Armada en el cumplimiento de sus deberes constitucionales, como son la defensa de la integridad territorial y la soberanía de la República.
  • Esta nueva sociedad definirá su estructura dentro del marco constitucional para que ella crezca desde sus bases, desarrollando una política realista y perseverante, orientada a elevar el nivel de los salvadoreños en todos sus aspectos.