Ratifican decreto sobre medidas de apoyo financiero al sector agropecuario


La normativa ratificada por el Pleno Legislativo pretende que el sector agropecuario pueda obtener los recursos financieros necesarios para garantizar la siembra y su producción, a la vez que garantiza la seguridad alimentaria de la población. El decreto había regresado vetado a la Asamblea Legislativa, por ser considerado inconstitucional por el presidente de la República.

Por: Griselda López
Jueves 21 de mayo de 2020
Fotografía: Julio Ríos

El Pleno Legislativo ratificó el Decreto Legislativo N° 642, que contiene Ley transitoria de medidas al sector agropecuario para garantizar la seguridad alimentaria, ante la emergencia nacional y los efectos de la misma por la pandemia COVID–19.

Estas medidas contribuirán a proteger el sector agropecuario y, por ende, a las familias que se dedican a esta actividad, que se han sido afectadas económicamente por no lograr vender sus cosechas, por el incremento de los precios en los insumos agrícolas y por el cierre de centros de comercialización de sus productos debido a la pandemia.

La diputada Audelia López (FMLN) indicó: "Esta ley contribuye a que el sector pueda salir adelante en estos momentos tan difíciles del país. Es condenable que se vete una ley que busca crear condiciones para que el sector salga adelante y también porque estamos en el período de la siembra, para la producción de los alimentos de los salvadoreños. La Asamblea tiene la oportunidad de asegurar a los productores la continuidad en su actividad agrícola con la superación del veto".

Las medidas planteadas en esta normativa buscan la suspensión del pago de capital e intereses a los productores, ya sean estos personas naturales o jurídicas, así como cooperativas agropecuarias que tienen deudas vigentes con el sistema financiero del país, sea con bancos privados y banca estatal provenientes de créditos agropecuarios por el periodo de tres meses.

Asimismo, las cuotas no canceladas por la emergencia deberán ser saldadas en un plazo de hasta seis meses.

Además, el Banco de Fomento Agropecuario, el Banco Hipotecario y el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL) deberán crear las líneas de crédito necesarias para productores de granos básicos y todos el sector agropecuario, las cuales tendrán una tasa de interés para el usuario final, no mayor del 5% de interés anual.