Abogan por calidad de servicios médicos mejorando condiciones de estudiantes


“Legislamos para dar calidad de vida a la gente, nuestro único objetivo es garantizar los derechos sociales y continuar construyendo un mejor país con visión de justicia social”, presidenta de la Comisión de Salud, diputada Elizabeth Gómez.

Por: Alfonso Portillo
Jueves 31 de enero de 2019
Fotografía: Julio Ríos

A fin de unificar y regular procesos necesarios para garantizar el proceso de enseñanza-aprendizaje técnico académico durante el período de prácticas clínicas, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley Especial para la Regulación de las Prácticas Clínicas de los Estudiantes de Internado Rotatorio, Año Social, Médicos y Odontólogos Residentes en Proceso de Especialización.

Se trata de una normativa que busca eliminar los extenuantes turnos que los médicos, especialistas en salud y estudiantes pasan de 36 horas continuas, contribuyendo a que los médicos tengan un mejor rendimiento en sus importantes labores clínicas. De igual forma, atiende a numerables abusos que violentaban los derechos de estudiantes en su proceso de formación.

En la recién aprobada ley se establece que “las instituciones de salud implementarán mecanismos de control que registren la hora de ingreso y salida de los internos rotatorios”. Sobre este aspecto, recalca que “tendrán una jornada máxima de 10 horas diarias, 80 horas semanales, los días festivos y fines de semana, los cuales deberán ser cada 5 días”.  Además, obliga a que “las jornadas de servicios médico asistenciales serán de 7 de la mañana a las 15 horas, cuando realice turno este iniciará a las 15 horas y terminará a las siete de la mañana del siguiente día, no excediendo de 24 horas continuas”.

Para la presidenta de la Comisión de Salud, diputada Elizabeth Gómez (FMLN) “aprobar esta nueva ley tiene como resultado un enfoque de derechos, de humanismo y también de tecnicismo, basada en mejorar la calidad de la atención a la población que es nuestra razón de ser como servidores públicos. Legislamos para dar calidad de vida a la gente, nuestro único objetivo es garantizar los derechos sociales y continuar construyendo un mejor país con visión de justicia social”.

“Estamos dando al país una herramienta históricamente necesaria, me refiero a la Ley Especial para la Regulación de las Prácticas Clínicas de los Estudiantes de Internado Rotatorio, Año Social, Médicos y Odontólogos Residentes en Proceso de Especialización, que ha sido una deuda en la formación médica y odontológica. Esta surge con la finalidad de mejorar la atención y calidad en los servicios de salud”, asegura el diputado Orlando Candray (ARENA), secretario de la referida mesa legislativa.

Por su parte, la diputada Lourdes Vigil (GANA) considera que “la aprobación de la ley es la base para cambiar el esquema tradicional de prácticas clínicas. Es un paso a la modernización de nuestro sistema de enseñanza y aprendizaje. Reconocemos que todavía hay grandes retos y seguiremos trabajando hasta  tener una reforma integral de nuestro sistema de salud”.

El diputado Reynaldo Cardoza (PCN), recalca: “Me enorgullece que esta comisión esté dando una ley más. Aprobamos un instrumento para los estudiantes en medicina, quienes han tenido que atravesar diversas situaciones negativas en los hospitales escuelas. Como fracción estamos en favor de la salud del pueblo salvadoreño”.

“Estamos a la espera y comprometidos a que se apruebe el reglamento [de esta ley por parte del Ejecutivo] de la manera más inmediata, para que esta normativa no quede como letra muerta. Estamos dando un paso importante para que los derechos de todas las personas que profesan esta carrera de medicina sean protegidos, que no sean vulnerados como personas, al contrario, que sean mejores profesionales”, argumenta el diputado Jorge Mazariego (PDC).

La ley fue aprobada durante la sesión plenaria del 9 de enero con 70 votos, como resultado de tres iniciativas que tenía la Comisión de Salud y que fue sometida a consulta de distintas instituciones, entre estas el Ministerio de Salud (MINSAL), el Ministerio de Educación (MINED), encargados de Sanidad Militar y la Universidad de El Salvador, quienes expusieron las realidades presupuestarias y laborales de los estudiantes de internado rotatorio, año social y residentado.