Enmiendas a la LEIV garantizan protección de los derechos de la mujer salvadoreña


Importantes reformas a la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres fueron aprobadas durante el año 2019, impulsadas por la Comisión de la Mujer y la Igualdad de Género; se busca garantizar los derechos de ese sector de la sociedad y erradicar todo tipo de violencia que pueda presentarse en su contra.

Por: Marilú Alvarenga
Miércoles 25 de diciembre de 2019
Fotografía: Asamblea Legislativa

Durante el año que está por finalizar, la Comisión de la Mujer y la Igualdad de Género ha impulsado importantes reformas a la LEIV aprobadas por los diputados en Pleno; destaca una enmienda al artículo 51 de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV), avalada el 10 de mayo, a fin de resguardar la integridad de ese sector de la sociedad, estableciendo que quien manipule la imagen de una mujer con el fin de perjudicarle debe ser castigado hasta con ocho años de cárcel.

Esta modificación a la LEIV propone un incremento de la pena, tanto en el rango mínimo para que no sea un delito excarcelable, como en el rango máximo, siendo el aumento de la medida una valoración razonable, pues es homóloga con aquellos sectores vulnerables comprendidos en la ley especial contra los delitos informáticos y conexos. Se incorpora a aquellas víctimas cuyas imágenes no son propias, sino que resultan de la modificación de otras, utilizando rasgos similares y que a través de la manipulación electrónica las difunden con la finalidad de dañar o calumniar públicamente a una mujer.

Penalizan la violencia laboral desde la primera agresión  y protegen derechos de la mujer en universidades

Por otra parte, el Congreso avaló una modificación al artículo 10, literal c, de la LEIV, con la finalidad de proteger a la mujer en cuanto a la violencia laboral, al eliminar de esa normativa la frase “ejercidas en forma repetida”, lo que permitirá interponer una denuncia por violencia laboral desde la primera agresión; por tanto, ya no será necesario que la violencia haya sido ejercida de forma repetitiva.

Otra reforma impulsada por la comisión se hizo al artículo 21 de la misma normativa, con lo cual las universidades públicas y privadas, tendrán la obligación de establecer mecanismos para detectar, prevenir, y sancionar las conductas de discriminación y violencia contra las mujeres; la misma fue aprobada por el Pleno en el mes de julio.