Autorizan emisión de títulos valores hasta por $2 mil millones para emergencia por COVID-19


Para proponer el presupuesto extraordinario de los fondos recaudados de la titularización de valores, aprobar el programa de transferencias monetaria, definir la estrategia, planes y programas de la emergencia nacional, recuperar y reactivar la economía nacional y de los gobiernos locales, los diputados convinieron crear un Comité del Fondo de Emergencia, Recuperación y de Reconstrucción Económica.

Por: Mayra Escobar
Jueves 26 de marzo de 2020
Fotografía: René Rodríguez

Por unanimidad, el Pleno Legislativo suspendió mientras duren los efectos de la emergencia nacional por la pandemia COVID-19 la aplicación de la Ley de Responsabilidad Fiscal para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, lo cual permitió que los diputados autorizaran la emisión de títulos valores hasta por $2 mil millones, a ser colocados en el mercado nacional o internacional, pudiendo contratar uno o varios préstamos o la combinación de ambos hasta completar el monto requerido, para financiar el fondo de emergencia, de recuperación y reconstrucción económica del país, por los efectos de la pandemia COVID-19 (coronavirus).

Con base en la impostergable urgencia de los fondos, los diputados también facultaron al ministro de Hacienda para que gestione la obtención de un crédito puente, el cual será cubierto o cancelado cuando se coloquen los títulos valores o el desembolso de los préstamos que se contraten.

Con los ingresos obtenidos, producto de la colocación de títulos valores, se formulará un presupuesto extraordinario, a efecto de incorporar de forma específica el fondo contemplado. Este presupuesto extraordinario parcial o total deberá ser aprobado por la Asamblea Legislativa con 56 votos.

Distribución de fondos consignan el 30% para que municipalidades atiendan emergencia

Según la moción, de los fondos obtenidos, el 70% prioritariamente será utilizado para atender la emergencia sanitaria y se podrá asignar para el fondo de transferencias monetarias directas a hogares económicamente vulnerables, cubrir las deficiencias de ingresos del presupuesto vigente, generadas por el COVID-19 e incorporar los recursos al Presupuesto General del Estado 2020.

Se deberá también implementar un fondo de liquidez para las micro, pequeñas y medianas empresas afectadas por la emergencia para financiar a los productores agrícolas de granos básicos y sector agropecuario en general. Además, deberá destinarse también recursos para un programa de subsidio de pago de planilla de empleados que sean afectados por la declaratoria de emergencia y cuarentena nacional y sus efectos.

 El 30% restante será destinado para los gobiernos municipales, a fin de que desarrollen proyectos. Estos fondos serán transferidos de forma directa a las municipalidades, de conformidad a los criterios establecidos en el Fondo para Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades (FODES).

Crean comité para atender la emergencia derivada del COVID-19, recuperar y reconstruir la economía

Algunas de las facultades del Comité del Fondo de Emergencia, Recuperación y Reconstrucción Económica son proponer el presupuesto extraordinario de los fondos recaudados de la titularización de valores; aprobar el programa de transferencia monetaria; definir la estrategia, los planes y los programas de la emergencia nacional; recuperar y reactivar la economía nacional y de los gobiernos locales.

La junta directiva de este organismo será integrada por los siguientes miembros: un coordinador, que será delegado del presidente de la República; un representante de la micro, pequeña y mediana empresa, designado por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador; otro miembro de la Asociación Nacional de la Empresa Privada; cinco ministros de las siguientes carteras de Estado: Hacienda, Economía, Obras Públicas, Salud y Turismo; así como un representante de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), y uno de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN). Todas las decisiones que tomen sobre el fondo deberán ser acordadas por mayoría simple.

Este comité será el encargado de la dirección y supervisión de todas las actividades del fondo y deberá proponer al Ejecutivo el presupuesto extraordinario para su aprobación y posterior presentación a la Asamblea Legislativa, para su aval. Esta entidad administrará dicho presupuesto una vez que sea aprobado.

Por otra parte, deberá de establecer los mecanismos de auditoría, gestión financiera para la ejecución de recursos aprobados por la Asamblea, acordará mecanismos para su funcionamiento y rendirá informes mensuales periódicos a los diputados sobre la implementación y ejecución del decreto, con el propósito de garantizar transparencia y control legislativo cuando corresponda. El comité podrá apoyarse de la Corte de Cuentas de la República.

Respecto a la suspensión de la aplicación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, tiene a la base el artículo 24 de la misma normativa, la cual dispone que, cuando se encuentre vigente el estado de emergencia, calamidad, desastre, guerra o grave perturbación del orden, se podrá suspender temporalmente la aplicación de las metas fiscales requeridas en ley.

Además, en el inciso segundo del artículo en comento se establece que cuando se trate de eventos económicos no previstos que afecten negativamente la economía, tales como una desaceleración importante del crecimiento o un impacto negativo por una variable relevante como remesas, exportaciones y disminución en los depósitos del sistema financiero local, corresponderá a la Asamblea Legislativa, a solicitud del Consejo de Ministros, decretar la suspensión temporal de esta ley, en sesión convocada para este único efecto.

Ambas solicitudes fueron presentadas ante el Parlamento, el pasado 19 de marzo, y se conocieron de inmediato en la Comisión de Hacienda, instancia que requirió de la ampliación de ambos temas por parte del ministro de Hacienda, quien fue recibido en la mesa legislativa el lunes 23 de marzo.