Diputados sostienen que los $2,000 millones aprobados este día deben ser invertidos con eficacia y transparencia en beneficio de la población afectada por la pandemia del COVID-19


El Órgano Legislativo ha estado presto a apoyar todas las iniciativas que vayan en dirección de prevenir, combatir y recuperar la economía del país a causa del coronavirus, siempre y cuando los beneficiarios sean la población más vulnerable, la micro, pequeña y mediana empresa.

Por: Mayra Escobar
Jueves 26 de marzo de 2020
Fotografía: Asamblea Legislativa

Tras la autorización para que se emitan títulos valores hasta por $2 mil millones, en el mercado nacional o internacional, así como la suspensión, mientras duren los efectos de la emergencia nacional por la pandemia COVID-19, de la Ley de Responsabilidad Fiscal para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, los diputados consideraron estos acuerdos como temas de país, unidad y solidaridad con las personas afectadas por la pandemia. Los parlamentarios aseguraron que fue una decisión trascendental que permitirá hacerle frente a la situación gravísima que vive el país y el mundo entero por la pandemia del COVID-19.

Para el diputado Donato Vaquerano (ARENA), es importante reconocer el esfuerzo que “muchos salvadoreños estamos haciendo ante el ataque de la pandemia y reconozco la vulnerabilidad que tenemos como país. Hemos tomado la decisión de apoyar incondicionalmente todos los esfuerzos para enfrentar esta pandemia que afectará a todos los salvadoreños. Estamos tomando dos decisiones trascendentales para el país […] La Asamblea Legislativa no ha sido ningún obstáculo para apoyar las acciones del Gobierno y por lo tanto hemos dado una demostración de madurez política, teniendo como fin último el bienestar del pueblo salvadoreño. El reto es enorme, pero si nos encuentra unidos será lo más viable”.

Por su parte, la diputada Yanci Urbina (FMLN) explicó que, al suspender los efectos de la Ley de Responsabilidad Fiscal, fue una pausa “obligada por la necesidad de incrementar recursos para atender la emergencia que será por la vía de deuda. Hoy estamos en una situación excepcional y nos toca invocar el art. 24, que establece que cuando estamos en desastres naturales podrá suspenderse temporalmente la aplicación de las metas fiscales. Es un paso difícil y complejo y es importante tomar conciencia de que debemos ser responsables en lo posible de tener a la vista los parámetros de la ley”.

“Estamos haciendo lo correcto. Debemos de estar pendientes para sesionar en cualquier momento. La responsabilidad con el país es grande, las obligaciones que tenemos como diputados son grandes. Felicito a los médicos, enfermeros, al ciudadano y empresario solidario que está ayudando como puede, a la persona que ha tomado decisiones de colaboración, así como al Ejército y a los policías, pese a que no han podido ir a sus hogares desde hace 20 días, están apoyando”, precisó el diputado Guillermo Gallegos (GANA), al hacer un llamado a acatar las recomendaciones para reducir los contagios de coronavirus.

El COVID-19 no solo afecta al país, sino también al mundo entero. Sobre ello, el diputado Francisco Merino (PCN) externó: “Debemos de estar conscientes de lo que significa la pandemia y como está golpeando a la población del mundo entero, tan solo en diez de las principales economías mundiales, a este momento hay cerca de 420 mil personas afectadas por coronavirus. Los países están de rodillas, queriendo recuperar el tiempo perdido, queriendo incluso volcar todo su esfuerzo en restablecer la salud de su población y ya no tanto pensar en la economía de la nación. Este no es un problema de con cuánto dinero disponemos, ojalá y los dos mil sean mucho más que suficientes, pero si no tomamos las medidas de prevención, de hacer un detente al contagio, desgraciadamente el camino ya nos marcaron los otros países, la enfermedad está presenten en 193 países del mundo, y El Salvador ya está afectado y esos números van creciendo”.

Además, el diputado Rodolfo Parker (PDC) enfatizó en que los recursos deberán ser bien invertidos para atender la emergencia nacional y sus derivados: “La Asamblea, este día, ha hecho lo propio, este día hemos autorizado la utilización, para el combate del virus y atender esta emergencia, una suma de hasta dos mil millones de dólares. Guatemala, nuestro país vecino, con situación de mayor población y territorio más grande, autorizó hasta $300 millones de dólares, de manera que esperamos que esta suma esté a disposición del Estado para que lo ejecute el Gobierno de El Salvador de forma racional, porque cada centavo que se gaste lo tendrá que pagar hasta el último de nuestros compatriotas en el tiempo; estos recursos no son para tirarlos al suelo, sino para que se sepan invertir, no deberán faltar entonces ventiladores -de respiración artificial-, no deben de faltar camas médicas”.

Finalmente, el diputado Leonardo Bonilla (No partidario) puntualizó: “Hemos autorizado que el Gobierno gestione hasta dos mil millones de dólares y eso va en función de lo que la misma emergencia pueda demandar y la reconstrucción del sistema económico que pueda ser afectado. Por ahora, la crisis no sigue creciendo, pero el Gobierno central tendrá los recursos necesarios para hacer frente a ella. Veremos la rendición de cuentas a futuro y espero que la ejecución de los recursos sea en función de los intereses de la población y la crisis, y no en función de intereses particulares”.

El Órgano Legislativo ha estado presto a apoyar todas las iniciativas que vayan en dirección de prevenir, combatir y recuperar la economía del país a causa del coronavirus, siempre y cuando los beneficiarios sean la población más vulnerable, la micro, pequeña y mediana empresa, y que los recursos sean invertidos con eficiencia y transparencia.