Avanzan en la construcción de una ley de atención integral de la salud y que reactive la economía en 120 días


“Estamos en la disposición de seguir trabajando para lograr tener esa ley mañana y que para el día jueves, de ser posible, como primer punto, estar aprobando esta ley en la plenaria”, dijo el presidente Mario Ponce, tras explicar que la reunión de la Comisión Política seguirá mañana, a las 9:00 a.m.

Por: Mayra Escobar
Martes 26 de mayo de 2020
Fotografía: René Rodríguez

Tras un consenso preliminar entre la Comisión Política y delegados del Gobierno, la reapertura económica en el marco de la pandemia se realizaría en cuatro fases, tal y como lo estipuló la Asamblea Legislativa, el pasado lunes 18 de mayo, en una Ley Especial Transitoria para la Atención Integral de la Salud y la Reanudación de Labores en el Marco de la Pandemia por COVID-19 -que se mantiene aún en el debido proceso de formación de ley-. Durante la primera fase, continuarían en resguardo de su salud, en cuarentenas domiciliares, las personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas con enfermedades crónicas y discapacidad. Se reabrirían los aeropuertos, aduanas terrestres y marítimas para retorno de salvadoreños que permanecen en el exterior a causa de la pandemia.

Según la Ley Especial Transitoria para la Atención Integral de la Salud y la Reanudación de Labores en el Marco de la Pandemia por COVID-19 y la moción en estudio (del Ejecutivo), estas fases se realizarían en un período de 120 días, quedando pendiente lograr acuerdo sobre el día de su inicio.

Durante la primera fase, los centros de trabajo públicos y privados deberán ajustar sus programas de gestión de prevención de riesgos ocupacionales. Los espacios de trabajo deberán tener una distancia entre 1.5 y 2 metros.

En la segunda fase, se consensuó la apertura de iglesias guardando distanciamiento de dos metros, así como restaurantes o cafeterías estarían habilitadas para dar servicios para comer en el lugar, pero únicamente a grupos familiares, guardando tres metros de distancia entre mesas. En esta fase, por citas podrían atender peluquerías, salas de belleza y barberías. 

Según lo debatido en la Comisión Política, en la fase tres, se mantienen abiertas las iglesias y las salas de recepción y centros de convenciones podrían funcionar al 50% de su capacidad. Se evaluará que, en esta fase, dependiendo de los tiempos a establecer, se reabran los aeropuertos para el tráfico de pasajeros internacionales, sin embargo, estará sujeta a consultas.

En la fase cuatro, se mantiene la disposición de que los empleadores de todos los centros de trabajo públicos y privados deberán ajustar sus programas de gestión de prevención de riesgos ocupacionales y ninguna persona trabajadora de 60 años, mujeres embarazadas, puerperio, en lactancia, así como grupos vulnerables no podrán verse afectados por no presentarse a sus lugares de trabajo. El cuerpo normativo en construcción plantea que la reapertura económica se realizaría en un plazo de 120 días, sujeto a reformas en virtud del comportamiento y riesgo epidemiológico. 

Por otra parte, los diputados continuaron analizando el apartado referente al retorno de los salvadoreños varados en el exterior, de acuerdo al plan requerido e implementado, así como las medidas de saneamiento al transporte público de pasajeros. 

A discusión futura, también está lo referente a informes sobre el manejo y ejecución de los fondos utilizados durante la pandemia.

Para el presidente Mario Ponce (PCN), en esta segunda extensa jornada se ha logrado avanzar en más artículos. Para mañana, ha convocado nuevamente a la comisión a las nueve de la mañana en el Auditórium de la Paz, del Centro Cívico Cultual Legislativo (CCCL). “Estamos en la disposición de seguir trabajando para lograr tener esa ley mañana y que para el día jueves, de ser posible, como primer punto, estar aprobando esta ley en la plenaria”.