$389 millones se orientan para atender necesidades de la población vulnerable ante pandemia COVID-19, y tormenta tropical Amanda


La distribución se orientaría así: Fondo de Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID) $53, 000,000 millones, y atención a la emergencia, recuperación y reconstrucción económica del país $336, 000,000.00, de los cuales se deberán transferir de forma directa $116.7 millones, a los gobierno municipales de conformidad al FODES.

Por: Mayra Escobar
Lunes 01 de junio de 2020
Fotografía: René Rodríguez

Con la finalidad de atender de forma inmediata las necesidades impostergables de las emergencias debido al COVID-19 y la tormenta tropical Amanda, el Pleno Legislativo, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios y el diputado no partidario, reformó la Ley del Presupuesto para incorporar $389 millones de dólares, provenientes de un financiamiento rápido con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese sentido, la distribución se orientaría así: Fondo de Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID) $53, 000,000 millones; atención a la emergencia, recuperación y reconstrucción económica del país $219,300,000.00 millones, y transferir de forma directa e inmediata de $116,700,000.00 millones, a los gobiernos municipales de conformidad a la Ley de Creación del Fondo de Desarrollo Económico y Social (FODES), para el desarrollo de proyectos enmarcados en la emergencia por la pandemia COVID-19 y por la alerta roja de la tormenta tropical.

Según el decreto, con el monto citado sería posible crear, dentro del Presupuesto del Ministerio de Hacienda, una partida presupuestaria para reintegrar los fondos utilizados en el Programa de Transferencias Monetarias Directas, atender oportunamente las diferentes necesidades de la población vulnerable derivadas por la pandemia COVID-19, y aquellas generadas por el Estado de Alerta Roja por la Tormenta Tropical Amanda; así como transferir recursos a los gobiernos municipales para el desarrollo de proyectos enmarcados en el pandemia COVID-19, todo lo cual está en armonía con el objetivo de este financiamiento rápido.

El préstamo con el FMI fue aprobado por el Legislativo el 16 de abril, y estos recursos ingresarían al Fondo de Emergencia, Recuperación y Reconstrucción Económica por los efectos de la pandemia COVID-19 (coronavirus), sin embargo este domingo, se recibió una solicitud del Ministerio de Hacienda para que este recurso también se orientase para atender la emergencia por la tormenta tropical antes descrita; el monto en referencia forma parte de los dos mil millones de dólares que los diputados avalaron negociar -el 26 de marzo-, los cuales podrían obtenerse vía colocación de títulos valores o contratación de préstamos, e incluso mediante la combinación de ambos.

Según ese decreto avalado, El Salvador, como Estado miembro del FMI, desde su ingreso, habría aportado cuotas expresadas en derechos especiales de giros -equivalente al monto antes descrito-, y de acuerdo al convenio constitutivo del fondo monetario, los países que lo integran pueden hacer uso de los recursos de las cuotas aportadas al organismo, según normas y o mecanismos adoptados por la entidad.

 

Diputados llaman a buscar acuerdos en beneficio del país

Tras la aprobación de la reforma a la Ley del Presupuesto vigente, la cual contó con los votos de 71 diputados, en el Pleno Legislativo los parlamentarios se pronunciaron a favor de la enmienda en aras de que estos recursos alivien a los salvadoreños afectados por los estragos  de la tormenta tropical Amanda, y la pandemia que también sufre la población ,

En este contexto, el presidente de la Asamblea Legislativa, diputado Mario Ponce (PCN), expresó que la sesión plenaria extraordinaria fue convocada para “salir al encuentro de todos los salvadoreños afectados por la tormenta […] Esto nos debe hacer reflexionar de que el país necesita unidad, necesita que trabajemos juntos para reconstruir El Salvador. La Asamblea Legislativa ha sido responsable, ha sobrepasado las expectativas porque es una Asamblea dinámica, que trabaja día tras día, pensando en cómo resolver todos los problemas del país, en la parte social y de infraestructura del Estado. Tenemos un solo objetivo trabajar por el país, por todo un pueblo”.

Por su parte, el diputado Carlos Reyes (ARENA) se solidarizó “con el pueblo salvadoreño, primero con el COVID-19 y con la alerta roja muchas personas han perdido todo, hemos visto una tragedia en el país”, y a la vez explicó que esperaban recibir este domingo la solicitud para declarar estado de emergencia por los daños causados por la tormenta tropical.

Sobre esa misma premisa se pronunció la diputada Yanci Urbina (FMLN) quien precisó en que “esta es una acción de justicia para que se asignen los recursos para atender a la población de manera inmediata. Estamos votando en una clara acción de solidaridad y justicia para con nuestro pueblo”.

Asimismo, el diputado Guadalupe Vásquez (GANA), presidente de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, mesa en la cual se discutió y analizó la moción, lamentó la situación que vive el país. “Una pandemia y una tormenta tropical ha dejado desastres, por eso es importante que trabajemos en función del país y de aquella gente que está bajo la tormenta, que ha perdido su carrito, su casa. Hagamos el esfuerzo de construir acuerdos como lo hicimos hoy en la comisión de hacienda”.

“En situaciones difíciles los salvadoreños necesitamos unidad y solidaridad, vaya nuestro reconocimiento a tantos ciudadanos y empresarios que hemos podido constatar su entrega para recolectar vivires, ropa y materiales, así como organizar una red logística para hacer llegar estos bienes a la gente que más lo necesita en esta situación de la tormenta Amanda” acotó el diputado Rodolfo Parker, durante el espacio para debatir el dictamen.

Finalmente, el diputado Leonardo Bonilla (No Partidario) manifestó que votó para incorporar los $389 Mlls. al presupuesto porque “son para apoyar a la población salvadoreña. Estamos en una emergencia y lo necesitamos; no es con caprichos con ninguna de las partes que se resolverán los problemas del país. Estoy dando un voto y una consideración de fe a la gestión de estos recursos esperando que vayan a parar donde se necesitan”.