64 CUBOS serán construidos con fondos ratificados por Asamblea Legislativa para "Plan Control Territorial"


Jueves 10 de junio de 2021

El préstamo de $91 millones, proveniente del BCIE, ratificado por la nueva Asamblea Legislativa, tiene como destino continuar la ejecución de la fase II del "Plan Control Territorial", que es el componente de prevención de la estrategia de seguridad.

El director de Tejido Social se presentó ante la comisión.

La Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad recibió del Director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, un informe sobre el uso que se está haciendo de los fondos por $91 millones ratificados para continuar implementando el eje de prevención del Plan Control Territorial, denominado "Oportunidades".

Este financiamiento es utilizado para la construcción y equipamiento de 64 Centros Urbanos de Bienestar y Oportunidades (CUBOS), a edificarse en municipios priorizados que poseen gran densidad poblacional y riesgo de reclutamiento de jóvenes y adolescentes por grupos al margen de la ley.

"Los CUBOS deben convertirse en una política pública que debemos generarle al país; deben ser auto-sostenibles y el Estado no debe abandonar estas infraestructuras", afirmó Marroquín.

Además, explicó que cada uno de estos espacios cuenta con área para talleres, área lúdica para niños, biblioteca y centro de cómputo. Para su funcionamiento, cada uno requiere de una planilla de ocho personas, que son líderes comunitarios que están comprometidos con el desarrollo de sus territorios.

Como referente del impacto social que generan los CUBOS, el Director de Tejido Social mencionó el de la colonia Iberia, San Salvador. "En dos años ha tenido más de 150 mil visitas", aseguró.

Este CUBO imparte talleres gracias a un acuerdo firmado con el Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA), posee una biblioteca con más de 4,000 ejemplares, y 23 máquinas en el centro de cómputo, todas con conexión a internet de calidad.

El funcionario detalló que se están demoliendo tres centros penitenciarios, uno de ellos en Sonsonate, para la construcción de los Institutos Técnicos Digitales (ITD), en dónde se proyecta capacitar a unos 200 mil jóvenes en ilustración, diseño gráfico, informática (con certificación de Microsoft y Google), creación de videojuegos para teléfono móvil y computadora (con certificación de UNISOFT), entre otros.

"Lo público debe ser igual o mejor que lo privado. Haciendo convenios con empresas privadas les estamos dando servicio públicos de calidad", destacó.

Asimismo, se construirán ocho skateparks, uno de ellos en el Sitio del Niño, San Juan Opico, La Libertad, que se proyecta sea el más importante de la región latinoamericana con capacidad para ser sede de torneos pre-olímpicos. "Queremos que sea un deporte ya calificado", dijo.

Gracias al trabajo efectuado en las comunidades, la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social cuenta con un diagnóstico completo de identificación de factores que agudizan la pobreza, exclusión y estigmatización que hacen más urgente la inversión en prevención.

Son 66 los municipios priorizados en los que se invierten recursos con más urgencia, expuso Marroquín.

"La información expuesta motiva mucho a esta comisión, porque sabemos que vamos por el rumbo correcto. Sabemos que este trabajo en las comunidades rendirá frutos ahorita y a futuro, que es algo que los políticos tradicionales no veían, querían resultados inmediatos porque pensaban en las elecciones", manifestó el diputado Eduardo Amaya respecto al bajo porcentaje que gobiernos pasados invirtieron en prevención.

"La población ya no quiere funcionarios de escritorio, quieren que nos involucremos en los cambios del país. No estamos solo para aprobar fondos, sino para acompañar y apoyar su ejecución", manifestó el legislador Francisco Villatoro.

A los 64 CUBOS que se construirán con los fondos del BCIE se suman 14 financiados por la Unión Europea (UE), y uno a través del Ministerio de Desarrollo Local.

En total, el Gobierno proyecta construir 140 de estos espacios que brinden atención integral a la juventud que ha estado excluida del desarrollo y de las oportunidades por falta de políticas públicas que aborden el problema de la violencia de forma integral.