Escritor solicita promover declaratoria de campanario de parroquia La Merced como Monumento Nacional


Viernes 25 de junio de 2021

La torre del campanario fue declarado como Monumento Nacional bajo el Decreto Legislativo N° 172 del 19 de septiembre de 1930, por la Asamblea Nacional Legislativa de ese entonces.

El escritor expuso sobre su libro "José Matías Delgado, nuestro libertador".

Con un notorio interés, el escritor salvadoreño Andreé Cardona solicitó a la Comisión de Cultura y Educación impulsar la declaratoria del campanario de la parroquia Nuestra Señora de La Merced como Monumento Nacional.

El objetivo del también columnista es que las nuevas generaciones valoren la obra que resguarda una gran historia tras ella, debido a que es uno de los lugares claves que marcó el inicio del movimiento independentista de Centroamérica ante la Corona española.

La torre de este campanario fue declarado como Monumento Nacional bajo el Decreto Legislativo N° 172 del 19 de septiembre de 1930, por la Asamblea Nacional Legislativa de ese entonces.

La madrugada del 5 de noviembre de 1811, como un acto de separación de los dominios españoles, el prócer José Matías Delgado proclamó la independencia y la libertad al repicar el campanario de esta iglesia, que se sitúa en el barrio San Esteban, en el centro de San Salvador.

Basado en estos datos, Cardona decidió revivir la vida del prócer con la obra denominada "José Matías Delgado, nuestro libertador", misma que ha sido expuesta en Moscú, Rusia; en la embajada de México en El Salvador; y en otras naciones.

*La obra presentada ante los legisladores*

El escritor expuso el libro, que recopila parte de la historia salvadoreña, ante los diputados de la comisión e indicó que le llevó un año y medio para escribirlo.

De acuerdo al columnista, la parroquia de la Merced fue una fuente importante de información para el desarrollo de la obra.

"Plasmo la vida del prócer y la memoria del campanario de La Merced. Además, contiene prólogo escrito por David Escobar Galindo", comentó Cardona. "En la introducción desarrollo los años
1 811, 1 814 y 1 817", agregó.

El libro es corto y sencilla de entender, por lo que Cardona lanzó una primera edición de 600 ejemplares, que totalmente ya fueron comercializados.

"Tengo la dicha de decir que ya se agotaron, por lo que ya me encuentro procesando una segunda edición y busco el patrocinio para una tercera", indicó el escritor.