El Salvador reafirma su compromiso por erradicar las discriminaciones históricas en el sistema educativo


Martes 06 de julio de 2021

Con la ratificación de la Convención relativa a la Discriminación en la Esfera de la Enseñanza, El Salvador se compromete a formular, desarrollar y aplicar una política nacional encaminada a promover la no discriminación en el ámbito educativo.

Durante la sesión plenaria ordinaria N°11, la Asamblea Legislativa ratificó con 81 votos a favor la Convención relativa a la Discriminación en la Esfera de la Enseñanza, instrumento internacional que contiene las directrices para la eliminación de la discriminación en el ámbito educativo.

El instrumento establece criterios para determinar cuándo una conducta constituya una acción de discriminación. También refuerza el papel rector del Estado en la enseñanza, tanto en el sector público como privado, y garantiza el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos siempre y cuando se respeten los lineamientos dictados por el ente rector en materia educativa. 

“Lo que buscamos con la ratificación de esta Convención es respaldar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), número 4, que busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, enfatizó el diputado de Nuevas Ideas, Raúl Chamagua.

“Me llena de mucha alegría que estemos ratificando esta Convención, ya que es muestra que nuestro país desea garantizar los derechos a la niñez salvadoreña. La agenda de hoy ha tenido un enfoque en educación y esto me llena de mucha satisfacción porque creo que la educación es clave”, indicó la diputada de la bancada cyan, Ana Figueroa.

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario de GANA Numan Salgado, expresó que El Salvador está dando el ejemplo al garantizar un ambiente libre de discriminación e instó a los docentes salvadoreños a continuar trabajando por construir ambientes sanos para los estudiantes.
 
La ratificación prevé la adopción de medidas nacionales con miras a aumentar la justicia social al crear condiciones favorables para la igualdad de oportunidades. Es el primer y único tratado internacional jurídicamente vinculante, dedicado al derecho a la educación.

Para el estudio de las implicaciones del instrumento internacional, la Comisión de Relaciones Exteriores  contó con la opinión técnica de diversas instituciones involucradas en velar por el derecho superior de las niñas y  niños entre ellas, el Ministerio de Educación (MINED), el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA) y el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA), quienes coincidieron que la ratificación de la Convención contribuirá a la labor interinstitucional que se realiza actualmente para eliminar las discriminaciones históricas por diversas causas.