Aprueban Ley Nacer con Cariño impulsada por la Primera Dama de la República


Martes 17 de agosto de 2021 | Por: Prensa Asamblea Legislativa

Por primera vez, en el país se establece una ley que regula la atención que el Sistema Nacional Integrado de Salud (NIS) brinda a la madre y a su bebé antes, durante y después del parto.

Diputados aprueban ley "Nacer con Cariño", para la atención de la madre y su bebé antes, durante y después del parto.

Los parlamentarios votaron a favor de convertir en ley la iniciativa "Nacer con Cariño para un parto respetado y cuidado cariñoso y sensible para el recién nacido”, impulsada por la Primera Dama de la República, Gabriela de Bukele, y que estará a cargo del Ministerio de Salud (MINSAL) para la atención de los partos.

La nueva ley contiene 18 artículos que norman los cuidados que el personal de salud debe brindar a la madre y a su hijo antes, durante y después del alumbramiento, para garantizar un ambiente seguro y relajado para ambos.

“La ley propone un nuevo modelo de atención que toma en cuenta las necesidades de cada mujer, desde la preconcepción hasta el nacimiento de su bebé. Heredamos un sistema deficiente y nuestra sociedad normalizó los maltratos(…) Gracias al liderazgo de la Primera Dama se ha marcado una ruta para un mejor futuro para la niñez”, manifestó la diputada de la bancada cyan, Suecy Callejas. 

Esta propuesta permitirá propiciar un Sistema Nacional Integrado de Salud que garantice los derechos de la madre y su hijo, delimite los deberes y obligaciones del personal de salud y garantice las condiciones de infraestructura y existencia de insumos médicos para una óptima atención, teniendo en cuenta que cada nacimiento es un momento único e irrepetible.

La implementación de esta normativa marcará un antes y un después en la forma en la que la madre puede ser respetada, escuchada, informada y acompañada con libertad de movimiento; que no le apresuren ni aceleren el proceso de parto, que no se realice ningún procedimiento innecesario y que no se separe al recién nacido de su madre, sino más bien promover el contacto piel a piel con énfasis en las primeras 3 horas de vida.

Para la elaboración de la normativa se estableció una mesa técnica integrada por profesionales de la salud del sistema público, en conjunto con el Despacho de la Primera Dama. “La mesa técnica demostró haber realizado una investigación científica […] Extiendo mis felicitaciones al equipo que participó en la elaboración de este proyecto”, expresó el diputado de Nuestro Tiempo, John Wright Sol. 

“Nacer con Cariño” comprende la etapa preconcepcional, embarazo, puerperio y del recién nacido y brinda acompañamiento bajo los principios de supremacía de la dignidad humana y de interés superior del niño, para tomar decisiones que propicien el desarrollo físico, moral y social de la primera infancia. 

Cada una de las etapas incluyen mantener informada a la madre y a la familia sobre el proceso de embarazo, identificación de síntomas de emergencia obstétrica y tratamientos. Este modelo de atención también tomará en cuenta las opiniones y valoraciones emocionales de las mujeres y de sus familias. 

La normativa incluye atención prenatal, que consiste en una serie de entrevistas y visitas a la futura madre por parte del personal de salud, para vigilar el embarazo y tener la preparación adecuada para el parto, puerperio y atención del recién nacido. 

Asimismo, garantiza el derecho de las madres a ingerir alimentos y líquidos durante el trabajo de parto, así como su libre movimiento para encontrar una posición cómoda para el momento del nacimiento del bebé.

También se asegura a la madre el derecho a estar acompañada de una persona de su elección durante todo el proceso de gestación, durante sus controles y al momento del parto.

El recién nacido y su madre deberán estar en la misma habitación para facilitar la lactancia materna, así como reforzar el vínculo afectivo entre ambos y promover un mejor desarrollo del bebé.

Además, los derechos de los niños serán garantizados, entre estos, recibir un trato cálido, respetuoso y digno; su inequívoca identificación, que sus padres reciban asesoramiento e información sobre los cuidados que necesitan, recibir certificado de nacimiento o defunción inmediatamente, entre otros. 

Los bebés contarán con una ficha de nacimiento, que será un formato único, obligatorio, individual e intransferible para cada niño nacido vivo, que detallará información sobre datos personales y la salud del neonato. 

Para los niños que nacen de forma prematura o con bajo peso, se promoverá el método canguro, con el cual se prioriza el contacto piel a piel con la madre o persona encargada mientras el bebé recibe tratamiento para estabilizar su salud.

La humanización que se promoverá en el proceso de parto a partir de esta ley garantizará el neurodesarrollo de los niños, que es un proceso dinámico que inicia en la etapa fetal en la que los niños interactúan con el medio ambiente que los rodea, para la maduración de su sistema nervioso y conexión de sistemas neuronales, promoviendo el desarrollo del cerebro y la personalidad. 

“Nacer con Cariño” forma parte de la Política Nacional de Primera Infancia “Crecer Juntos”, en el componente ejecutado por el MINSAL. La nueva ley tiene elementos de integración, entre ellos el Plan Estratégico Nacional para un parto respetado y cuidado cariñoso y sensible para el recién nacido, el Plan Nacional de Salud, intersectorialidad, sistema único de información y sistema de gestión de calidad.

El ente rector de la ley será el MINSAL; la aplicación estará a cargo del NIS, que está conformado por los sectores público y privado de salud, incluyendo entidades lucrativas y no lucrativas.