Exdiputados recortaron ayuda económica a Comandos de Salvamento pese a labor social que realizan


Viernes 15 de octubre de 2021

En 2017, la exlegisladora del FMLN y expresidenta de la Comisión de Hacienda le recortó $95 mil a la institución de socorro para asignarlo a la ONG que ella fundó junto con otras dirigentes del partido.

Los delegados de Coamandos de Salvamento fueron recibidos por la Comisión Especial para explicar el uso que se le da al dinero que reciben del Estado.

La organización Comandos de Salvamento —que desde 1960 brinda auxilio a los salvadoreños en situaciones de emergencia— ha sido víctima, en diferentes momentos, de los actos de corrupción cometidos por diputados de las legislaturas pasadas.

Algunos de esos hechos quedaron al descubierto, este 15 de octubre, en la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa que investiga el destino de los fondos otorgados a organizaciones, asociaciones y fundaciones sin fines de lucro, a la que comparecieron delegados de la entidad de ayuda humanitaria para explicar el uso que se le da al dinero que, cada año, le transfiere el Estado a través del Ministerio de Salud. 

El director ejecutivo de Comandos de Salvamento, Roberto Cruz, el tesorero, Efraín Solís, y el jefe de la Seccional de Santa Ana, Mauricio Guirola, explicaron a los legisladores que la institución cuenta con 1,800 miembros, de los cuales solo seis reciben un salario y los demás realizan un trabajo voluntario. 
Agregaron que un 70% la entidad, que cuenta con 30 sedes en todo el país, se financia con recursos públicos y el otro 30% con fondos que gestionan con organismos internacionales y la empresa privada, así como con la colaboración que reciben de la población. 

Los entrevistados señalaron que los pocos recursos de los que dispone la institución la obligan a solicitar a la Asamblea Legislativa que les destine fondos para continuar con el trabajo social. 

Ellos relataron que, en 2017, la organización tuvo un revés cuando la Comisión de Hacienda, que era presidida por la exdiputada del FMLN, Lorena Peña, le redujo $95 mil al presupuesto que se le asignaba. Cuando le preguntaron a qué se debía la decisión la exfuncionaria respondió que era por la crisis económica que atravesaba el país.

Contradictoriamente, ese mismo año, el monto de fondos públicos que se le asignó a la Asociación Movimiento de Mujeres Mélida Anaya Montes (Las Mélidas), que fue fundada por Peña y otras integrantes del partido de izquierda, se elevó de $50 mil a $138 mil.

 “Justamente en ese año la ONG de la diputada Lorena Peña pasó de recibir $50 mil a $138,890. Eso significa que ella prefirió darle dinero a su ONG que brindárselo a las instituciones que en efecto estaban recibieron fondos estatales para realizar una labor social”, reprochó la presidenta de la Comisión Especial, Alexia Rivas. 

En la mesa legislativa se señaló que, en esa ocasión, también se le destinaron otros $50 mil a la Fundación Salvadoreña para la Democracia y el Desarrollo Social (FUNDASPAD), fundada por dirigentes efemelenistas, entre ellos los exdiputados Eugenio Chicas y Jorge Schafik Hándal, lo que elevó su presupuesto a $150 mil.

Exdiputado pidió $30 mil a cambio de gestionarles recursos públicos

En 2004, Comandos de Salvamento también sufrió una “extorsión”, como lo calificó la legisladora Rivas, por parte del exdiputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC), René Aguiluz.

El tesorero de la entidad de socorro reveló que el exfuncionario, quien ya falleció, era quien abogaba en la Comisión de Hacienda para que se asignaran fondos públicos a Comandos de Salvamento. 

En una ocasión, Aguiluz les pidió a los directivos de la organización $30 mil a cambio de ayudarles a que se les beneficiara con recursos públicos, ya que les aseguró que para obtenerlos debían tener un “padrino” en la Asamblea Legislativa.

“Nos solicitaba $30 mil a cambio de apoyarnos, imagino que (los quería) para la campaña política porque estábamos en elecciones en ese momento. Yo me opuse porque teníamos que entregar cuentas de ese dinero y realmente nos lo daban para el servicio de emergencia; era ilógico que nos pidieran esa cantidad", declaró Solís.

En otra ocasión, una comitiva de la institución de socorro intentó cabildear recursos con el exdiputado y exsecretario del PDC, Rodolfo Parker, pero se negó a recibirla argumentando que tendía una reunión en Casa Presidencial.


Los citados en la Comisión manifestaron que, en los últimos 23 años, Comandos de Salvamento únicamente fueron invitados tres veces a la Comisión de Hacienda para exponer el trabajo que realizan y las necesidades. Agregaron que el dinero que el presupuesto que tienen es insuficiente para el trabajo que realizan.

“Necesitamos fondos para desarrollar el trabajo. Nosotros veníamos a llorarle a los diputados por recursos y no nos hacían caso. Es lamentable saber que hay ONG que recibieron dinero y nosotros llorando por cinco centavos”, expresó el director ejecutivo de la organización.

La presidenta de la Comisión Especial criticó “a la vieja guardia de políticos nefastos” que pasaron por el Órgano Legislativo, ya que se lucraron de fondos públicos a costa de quitárselos a las instituciones que sí realizaban un trabajo en beneficio de la población.

“Como ya lo decía el presidente de esta Asamblea, Ernesto Castro, esas ONG de activistas políticos de ARENA y el FMLN tendrán su momento para venir a rendir cuentas. Estamos exponiendo el mecanismo de corrupción para que los salvadoreños juzguen quiénes están comprometidos con la transparencia y la rendición de cuentas y quiénes, por el contrario, negociaron en los pasillos de esta Asamblea”, sostuvo la diputada Rivas.

La investigación que, hasta la fecha, ha llevado a cabo la Comisión Especial ha puesto al descubierto los tres mecanismos por los que se hacían asignaciones de fondos públicos a las ONG: desde Casa Presidencial, a través de un listado proporcionado por los exmandatarios; desde las Carteras de Estado, cuando los ministros decidían a discreción a quién se le debía otorgar el dinero y desde el Órgano Legislativo, cuando a través de la Comisión de Hacienda se le otorgaban recursos a las diferentes organizaciones.

Los resultados de las indagaciones serán recopilados en un informe que luego será presentado a las autoridades correspondientes para que se deduzcan responsabilidades.