Diputados avalan cambios a la Ley de Tarjetas de Crédito para dar justicia financiera a los salvadoreños


Miércoles 15 de diciembre de 2021

Entre las modificaciones está la prohibición para el cobro de membresía a tarjetas de crédito con límite de disponibilidad menor o igual a $2,000. Tampoco se podrán emitir tarjetas que no hayan sido solicitadas por las personas.

Los diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron reformas a la Ley de Tarjetas de Crédito con el fin de proteger los derechos patrimoniales de los usuarios del sistema financiero, principalmente de quienes son tarjetahabientes.

La presidenta de la Comisión Financiera, Dania González, explicó que se legisló para proteger los derechos económicos de la ciudadanía estableciendo medidas legales.

"Hemos discutido con diferentes actores estas reformas, de manera transparente para que la población pudiera observar el diálogo que tuvimos. Aquí ya no existen las negociaciones bajo la mesa, ahora nos interesa únicamente el beneficio de los salvadoreños en materia financiera”, sostuvo la diputada 

 Entre las modificaciones a la normativa está la eliminación del cobro de todo tipo de membresía para tarjeta de crédito con límite de disponibilidad menor o igual a $2,000. Asimismo, se ha prohibido la emisión de tarjetas de crédito que no hayan sido solicitadas por las personas.

Los legisladores también suprimido la “promoción directa reiterada” o el “acoso” de ofertas y productos no solicitados por el cliente. Se considerará que se está cometiendo estabpráctica cuando existan más de tres acercamientos al consumidor para ofrecerle un producto crediticio.

Referente al tema de los sobregiros bancarios, es decir los pagos que se hace al banco tras exceder el saldo de la cuenta del tarjetahabiente, los diputados explicaron que serán eliminados debido a que es una forma de enmascarar cobros adicionales, y será la Superintendencia del Sistema Financiero quien autorice los cobros en concepto de sobregiro.

El decreto prohíbe la ejecución de operaciones con tarjetas de crédito cuando ya esté al límite máximo de su disponibilidad de la línea de crédito aprobada. 

Además, se establece que la inactividad de una tarjeta no será causal para su cancelación, a menos que la entidad emisora de la notifique con 30 días de anticipación al titular; los cobros de esta inactividad quedan prohibidos también. 

Para los parlamentarios uno de los objetivos fundamentales de dicha reforma es frenar los abusos que puedan estar surgiendo en el desarrollo de la actividad financiera del país, el cual solo podrá lograrse reforzando la normativa y brindando reglas claras para un adecuado equilibrio entre el lucro de las entidades financieras y los derechos de la población.

El diputado Caleb Navarro manifestó que con las reformas a la Ley del Sistema de Tarjetas de Crédito los beneficiados serán aquellos trabajadores que tienen un límite de $2,000 porque no van a pagar membresía alguna

 “La finalidad de esta ley es facilitar a los tarjetahabientes la utilización de compras y servicios. El beneficio también es sobre los sobregiros, porque hay muchos salvadoreños que solo pueden cancelar la cuota mínima porque tienen que abonar a esto”, precisó el diputado. 

La legisladora Aronnet Mencía precisó que también que se elimina la pre-autorización de tarjetas de crédito sin consulta.

"Estamos trayendo un pliego de reformas que van a garantizar la justicia financiera y traerá un alivio al bolsillo familiar. Tomamos en cuenta los insumos, reportes y denuncias de parte de la población y hemos tomado en cuenta sus opiniones”, indicó la diputada Mencía.

Durante el análisis de las modificaciones a la normativa, los diputados se reunieron con el Presidente de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), quien intentó justificar el cobro que las entidades financieras efectúan en concepto de membresía de tarjetas de crédito, mencionando que dicho cobro tiene su base en los beneficios que implica utilizar el plástico en cualquier país del mundo y otros que se generan al cliente.