Diputados acuerdan nombrar Hijo Meritísimo de El Salvador a Rolando Menéndez, conocido como “El Cipitío”


Miércoles 19 de enero de 2022

La riqueza que Menéndez le imprimió a su personaje consiste en el rescate de los valores culturales, tradiciones y costumbres; además, ha impactado positivamente en niños y jóvenes.

Por su amplia aportación a la cultura salvadoreña, los diputados de la Comisión de Cultura y Educación emitieron un dictamen favorable para que José Rolando Menéndez Castro sea declarado Hijo Meritísimo de El Salvador.

Los legisladores explicaron que, con la personificación de "El Cipitío", Menéndez Castro ha aportado significativamente a la promoción de la cultura salvadoreña en el campo de las artes escénicas, música y literatura a nivel nacional y en el extranjero.

El diputado de Nuevas Ideas, Walter Alemán, destacó que Menéndez es un gran personaje que tiene credenciales reconocidas en varios países, ha puesto en alto el nombre de El Salvador y ha recibido reconocimientos por su trayectoria, además de marcar a toda una generación.

"El legado de sus mensajes transmiten los valores de la sociedad salvadoreña. Don Rolando nació en Juayúa, estudió su bachillerato en artes escénicas. Es un honor ser testigo de toda su trayectoria, este día lo celebramos en grande”, apuntó Alemán.

La diputada Ana Figueroa, por su parte, afirmó la importancia de los aportes de "El Cipitío" a El Salvador, entre ellos las enseñanzas sobre las tradiciones, cultura, costumbres, creencias, derechos humanos y respeto hacia los demás.

Los integrantes de la mesa Legislativa coincidieron en que es un legado artístico que ha trascendido generaciones a las que ha acompañado por medio de sus programas, siendo el más popular "Las Aventuras de El Cipitío" transmitidas en Radio Nacional y Televisión Nacional Educativa.

Vida y trayectoria

Menéndez Castro nació en Juayúa, Sonsonate, el 2 de febrero de 1952. Tras completar el tercer ciclo se trasladó a San Salvador para continuar con el bachillerato y sus estudios en artes escénicas en el Centro Nacional de Artes (CENAR) en 1972. También sacó una licenciatura en Letras en la Universidad de El Salvador (UES), en 1987.

En su visita a la Comisión de Cultura y Educación, Menéndez contó a los diputados que desde niño dio indicios de que sería artista, ya que formó parte de un grupo musical en su centro de estudios; luego, ya siendo un adolescente, decidió estudiar bachillerato en artes y participó en diferentes obras teatrales, entre estas una llamada "Petición de mano".

En 1977 comenzó a trabajar en Canal 10, siendo un bachiller, donde inició como asistente y participó con diversos personajes en programas. Ser un estudiante universitario, le permitió dar un sentido educativo a cada uno de los papeles que desempeñó. 

Además, el salvadoreño ha creado 170 canciones de todo género interpretadas por distintos artistas nacionales e internacionales, entre ellos la Fiebre Amarilla, Jardines del Norte, Melao, Bronco y Los Alfaro.

Ha escrito cuentos, obras de teatro, adivinanzas infantiles y obras de teatro, cuyo contenido siempre fue educativo, al igual que a programas que desarrollaba en el canal como el Club Infantil, Cipotada, el Tesoro Infantil y Fantasía.

Su trayectoria de ha permitido obtener varios reconocimientos, entre los que destacan: Premio Nacional de UNICEF por Las Aventuras de El Cipitío, en 1992; Notable Artista de El Salvador, en el 2011; Micrófono Dorado, otorgado por la Asociación de Periodistas Independientes de El Salvador en 2007, entre otros.