Diputados estudian acuerdo entre El Salvador y China para exonerar de visas a diplomáticos


Miércoles 04 de mayo de 2022

El convenio busca mejorar el desempeño de los funcionarios de ambas naciones en las diferentes misiones de trabajo que realizan.

Los Diputados continuaron el estudio de una propuesta para ratificar el Acuerdo entre el Estado de El Salvador y el Gobierno de la República Popular China sobre la Exoneración Mutua de Visas para portadores de Pasaportes Diplomáticos,

La Comisión de Relaciones Exteriores continuó el estudio de una propuesta para ratificar el Acuerdo entre el Estado de El Salvador y el Gobierno de la República Popular China sobre la Exoneración Mutua de Visas para portadores de Pasaportes Diplomáticos, Servicio u Oficiales y Asuntos Públicos.

El convenio tiene como objetivo eximir a quienes poseen   pasaportes diplomáticos del requisito de la visa. Esta medida facilitará recíprocamente las formalidades de viajes de los ciudadanos de ambas naciones y ayudará a fortalecer las relaciones diplomáticas, comerciales y otras.

La presidenta de la mesa legislativa, Ana Figueroa, afirmó que estos acuerdos fortalecen las relaciones entre ambos países y contribuyen a qué haya un mejor desempeño de los funcionarios en las diferentes misiones de trabajo.

“El objetivo de este acuerdo es facilitar el trabajo de nuestros diplomáticos, ya que podrán estar exentos de la obligación de visado para la permanencia y la salida del territorio. El período será de 90 días”, explicó la legisladora. 

Los diputados acordaron convocar a delegados del Ministerio de Relaciones Exteriores para que expongan los beneficios del convenio.

En otro tema, la comisión recibió un expediente nuevo que contiene una propuesta para que se ratifique el Convenio Interamericano sobre la Obtención de Pruebas en el Extranjero en Materia Civil o Comercial.

Esta medida permitirá a la autoridad judicial de un Estado solicitar a otro país miembro la obtención de pruebas, así como la realización de otras acciones judiciales.

Cada Estado contratante designará una Autoridad Central que se encargará de recibir las cartas petitorias expedidas por una autoridad judicial de otro Estado contratante y de remitirlas para su ejecución.