Diputados culminan estudios para reformar la Ley para Facilitar la Inclusión Financiera


Viernes 03 de junio de 2022

Los diputados de la Comisión Financiera empezaron a estudiar una iniciativa que busca reformar el artículo 20 de la Ley para Facilitar la Inclusión Financiera, con el propósito de flexibilizar los requisitos que se les exigen a los salvadoreños al momento de abrir una cuenta bancaria.

Para facilitar el uso y el acceso al sistema bancario a los salvadoreños, los diputados de la Comisión Financiera obtuvieron los últimos aportes para completar el estudio de la reforma al artículo 20 de la Ley para Facilitar la Inclusión Financiera.

Los principales objetivos de dicha mesa de trabajo es el de incrementar el acceso de la población a la amplia y diversa gama de productos y servicios financieros responsables, proporcionar un medio de pago gratuito y accesible para los salvadoreños y acercar los medios de pago digital a los usuarios.

Por ello, los legisladores recibieron los insumos brindados por la gerente de Estabilidad Financiera y Políticas Públicas, Ana Guadalupe Escobar, del Banco Central de Reserva (BCR) y del representante de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), Mariano Guzmán, quienes dieron su punto de vista referente a la modificación del articulado.

El fin del estudio es el de acortar los tiempos y procesos para abrir una cuenta bancaria. Es decir, flexibilizar los requisitos que se les exigen a los usuarios al momento de adquirir este tipo de servicios.

Pues según datos del BCR, únicamente el 23% de los salvadoreños cuentan con una cuenta de ahorro. Esto significa que más del 70% de la población no ha tenido acceso a este servicio, debido a la tramitología innecesaria y burocrática que se les pide al momento de abrir una cuenta.

Los que han accedido a una cuenta bancaria son en un60% hombres; mientras que el 40% son mujeres las que han obtenido ese servicio.

Para abrir una cuenta bancaria, el primer segmento para el establecimiento de requerimientos - según lo que busca la reforma- será hasta lo equivalente a tres salarios mínimos ($1,095). Los usuarios que estén adentro de este rango solo deberán presentar a la banca su Documento Único de Identidad (DUI) y el nombre de los beneficiarios.

El segundo es para los usuarios de más de tres a seis salarios mínimos ($2,190). Estos deberán presentar su DUI, los nombres de los beneficiarios y completará un formato de perfil de cliente simplificado.

La política nacional de Inclusión Financiera fue aprobada en marzo de 2021 y fue desarrollada con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM).

La importancia de la inclusión financiera

Con esta reforma del artículo 20 de la Ley de Facilitación Financiera se podrá acercar los medios de pagos digitales a la población, se reducirá la pobreza, se facilitarán las transacciones, habrá una educación financiera y se generará un historial crediticio.

“Esta modificación al artículo será una ventana para que la población pueda acceder a más y nuevos servicios bancarios y la bancarización de jóvenes podrán abrir cuentas de ahorro con procesos simplificados”, comentó Escobar.

La meta con esta reforma es bancarizar a más del 90% de la población, a través de la flexibilización de los requisitos para la apertura de cuentas.

Incluir en la bancarización a jóvenes de 16 años de edad para incentivar la cultura del ahorro. Además de incentivar la apertura por medios electrónicos sin un monto mínimo.

Los obstáculos de una exclusión financiera

Entre las barreras de la inclusión financiera que ha detectado el BCR es que la banca solicita demasiada documentación, hay poca claridad del tarifario de comisiones -muchas veces estas son altas-, hay un límite mínimo de depósito y existe una falta de acceso para el sector informal.

Por otro lado, hay una complejidad de apertura de los productos financieros y se devenga intereses bajos.

Los usuarios se enfrentan a una cobertura limitada de los puntos de atención al público, a una pérdida de tiempo en la tramitología, a los bajos niveles de educación financiera, a la falta de confianza en las instituciones bancarias y a la carencia de información sobre los productos y servicios.

Los tres actos de justicia financiera

Desde el inicio de las labores de la comisión, la población salvadoreña ha sido el objetivo principal para ser la máxima beneficiada. Es por eso que hasta la fecha han logrado estudiar y aprobar reformas que denominan como “justicia financiera”.

La primera de estas reformas es la aplicada a la Ley del Historial Crediticia, que entró en vigencia el 9 de marzo de 2022.

La segunda modificación fue a la Ley de Tarjetas de Crédito, cuya aplicación iniciará el próximo 20 julio de este año.

Mientras que la tercera reforma aprobada por los legisladores fue a la Ley Contra la Usura, que contempla la actualización del Código Civil y del Código de Comercio. Las modificaciones a integrar iniciarán el 25 julio de 2022.

En mayo de este año, diputados de Nuevas Ideas ingresaron la iniciativa sobre la reforma de la ley financiera que ha estado en proceso de estudio y que se espera emitir un dictamen favorable.