Pleno legislativo elimina aranceles de importación a la carne de res


Martes 28 de junio de 2022

La disposición, cuya vigencia terminará el 31 de marzo de 2023, permitirá incorporar dicho alimento de la canasta básica a la lista productos que ingresan al país libre de impuestos. Lo que se busca es que sea accesible a la población y evitar el desabastecimiento.

En medio de la crisis económica mundial, generada por la guerra entre Rusia y Ucrania, los diputados de la Asamblea Legislativa reformaron la Ley Especial Transitoria de Combate a la Inflación de Precios de Productos Básicos, para incorporar la carne de res a lista de productos que ingresan al país libre de impuestos.

La medida aprobada con 64 votos, y cuya vigencia terminará el 31 de marzo de 2023 tiene tres objetivos: detener el alza de la carne, promover la competencia para que haya más calidad y garantizar la existencia de este alimento en los hogares.

Según el Ministerio de Economía, entre diciembre de 2020 y mayo de 2022, el precio de la carne ha tenido un incremento de 11.9 %.

Con las enmiendas avaladas por los legisladores, a petición del Ejecutivo, los empresarios podrán importar productos cárnicos desde otros países y no principalmente de Nicaragua y Estados Unidos, que son las principales naciones desde donde llega la carne de res al mercado nacional.

“Con las medidas tomadas por el Gobierno, y que la nueva Asamblea está acompañando, nuestro mercado está abastecido; en otros pueblos (naciones) hay escasez. Al incluir la carne en la lista se busca la estabilización del precio de un producto de primera necesidad y proteger el bolsillo de los salvadoreños”, señaló el diputado de Nuevas Ideas, José Urbina.

Meses atrás, la Asamblea Legislativa aprobó otra iniciativa presentada por el Gobierno para librar de aranceles la importación de varios productos de la canasta básica, entre ellos los aceites y mantecas; el arroz, el azúcar, el frijol, el trigo, el maíz y las harinas de trigo y maíz.

También se exoneró del pago de impuestos a la cebolla, el chile, la leche fluida, las naranjas, las papas, los plátanos, el repollo, el tomate y los alimentos para animales.

Estas acciones son parte de las 11 medidas impulsadas por el Órgano Ejecutivo para aliviar la economía de las familias salvadoreñas. De forma paralela, a través de la Defensoría del Consumidor, se realizan jornadas de supervisión y de verificación para garantizar que estos productos estén disponibles en el mercado local y que no haya especulación de precios.

Al respecto, el parlamentario William Soriano sostuvo que con la modificación a la normativa se está procurando que El Salvador tenga suficientes alimentos en los próximos meses y recordó que el país no está exento de las consecuencias generadas por las decisiones que toman las grandes potencias.

“Hemos logrado frenar ese crecimiento que tenían los precios a nivel global y que se empezaban a sentir acá (en el país). Además, hemos quitado aranceles a la canasta básica y quitado los impuestos a los combustibles para proteger la economía de los salvadoreños”, aseveró el legislador.

Mientras que el diputado del Partido de Concertación Nacional, Reynaldo Cardoza, destacó que con la eliminación de aranceles a la carne se abrirá el mercado y los precios serán competitivos. Él apuntó que es tarea de la Defensoría del Consumidor verificar que los precios en el mercado sean justos.

“Le vamos a dar la oportunidad a otros países desarrollados que exportan carne y que también son de calidad, como Brasil, Argentina y Uruguay; ellos van a entrar a competir como Nicaragua y Estados Unidos”, dijo Cardoza.