Mesa legislativa sigue recabando aportes para reformar Código de Familia referente a la impugnación de la paternidad


Miércoles 27 de julio de 2022

El estudio de la Comisión de Familia está enfocado a la modificación del artículo 151 de dicha normativa, con el fin de incorporar la legitimación procesal activa de la persona que afirme ser el padre biológico de algún hijo. Es decir, que padres biológicos puedan retomar derechos sobre sus hijos.

Para ejecutar una modificación certera y precisa, los diputados de la Comisión de Familia recibieron a la jueza especializada de Niñez y Adolescencia, Carolina Osorio, para que les brindara una opinión técnica-jurídica sobre reformar el artículo 151 del Código de Familia.

El apartado de dicha normativa hace referencia a la impugnación de la paternidad. Es decir, que padres biológicos puedan retomar derechos sobre sus hijos y lo que se pretende es establecer las relaciones paterno-filiales: Garantizar el derecho a la identidad y derecho a la nacionalidad del niño o niña.

La impugnación de la paternidad es un proceso judicial mediante el cual se busca cambiar la paternidad legal del menor de edad, que ha sido criado en una familia integral, con un padre que no es el biológico.

Los diputados de dicha mesa de trabajo acataron una sentencia de inconstitucionalidad emitida por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), referente al artículo 151, en donde se argumenta que no se garantiza el derecho que puede tener un padre biológico de reconocer que un menor de edad es su hijo; en casos de que estos han sido reconocidos por la pareja actual de la madre.

En el Código de Familia existe una falta de regulación sobre el establecimiento de quiénes tienen una legitimación en la impugnación de la paternidad. Se deben tomar en cuenta los derechos de identidad y verdad biológica.

“La Sala mandata que se regule el uso abusivo de la legitimación. Considero que la propuesta que ustedes están trabajando cumple con lo establecido en la sentencia”, indicó la jueza Osorio. “Se debe considerar el derecho al honor, la privacidad y la identidad que tienen los niños. Hay que brindarle más competencias a la niñez y evitar la revictimización”, agregó.

De acuerdo a los objetivos de los diputados, con esta modificación se podrán definir los medios probatorios de paternidad y la diferencia de plazos que existe entre la legitimación entre la madre y el padre.

La propuesta en estudio añade que el padre biológico solo tenga un año contado, a partir del día en que tenga conocimiento del hijo o hija, y que los procesos puedan ser declarados con reserva, para cuidar el honor de los involucrados.

“En la Ley Crecer Juntos al final predomina el interés superior del niño. Este tema de impugnación tendrá competencia especializada en niñez y adolescencia, porque no deja de ser un tema de familia”, puntualizó la diputada presidenta de la comisión, Suecy Callejas.