Ejecutivo solicita reformas a tres leyes para seguir combatiendo a terroristas


Miércoles 14 de septiembre de 2022 | Por: Prensa Asamblea Legislativa

Las enmiendas a las normativas contra el crimen organizado y la intervención de las telecomunicaciones fortalecerán la ejecución del régimen de excepción.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, entregó al presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, iniciativas para aplicar reformas a la Ley Especial Contra el Crimen Organizado, Ley Especial para la Intervención de las Telecomunicaciones y Ley de Telecomunicaciones con el fin de reforzar la guerra contra las pandillas.

“Sepan que tenemos un compromiso con millones de salvadoreños y que como órganos de Estado vamos a traer a este seno legislativo las iniciativas de ley necesarias, para garantizarle a la población que estos más de 52,500 terroristas que ya tenemos en nuestro sistema penitenciario, no regresen a las comunidades”, aseveró el ministro Villatoro.

Entre los objetivos de las reformas se encuentra la redefinición del concepto de crimen organizado, ya que esta modalidad delincuencial puede desplegarse en dos o más organizaciones criminales.

Asimismo, se busca unificar el trámite en un solo proceso respecto a la participación de menores de edad en estructuras terroristas, en virtud de las recientes reformas a la Ley Penal Juvenil.

Además, las enmiendas van orientadas a ampliar los plazos procesales debido al incremento significativo de procesos tramitados en los tribunales dada la efectividad del régimen de excepción.

También, se pretende perfeccionar los mecanismos actuales de intervención de las comunicaciones para el combate del crimen organizado, ya que, por la aparición de nuevas herramientas tecnológicas, se vuelve necesario evolucionar en este sentido.

Las reformas, que pasarán a estudio de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad luego de haber sido estudiadas por los tres poderes del Estado, fueron entregadas junto a la solicitud de prorrogar por sexta ocasión el régimen de excepción.

“Para esos millones de salvadoreños es que venimos trabajando desde hace tres meses como Ejecutivo en diferentes mesas con los diputados y magistrados, porque teníamos la inmensa tarea de revertir este sistema de justicia penal fracasado que, a propósito, nos habían condicionado para que como país nunca le ganáramos la guerra a los terroristas y al crimen organizado”, afirmó el titular de Seguridad.

El funcionario criticó la postura de diputados de la oposición y de actores internacionales por ponerse del lado de los terroristas y no de la población honrada, al estar en contra del régimen de excepción.

“Ellos manipularon a sus títeres de gobiernos anteriores para que velaran por la seguridad del 5% de la población, eso parece que les incomoda a funcionarios y ONG de otros países”, criticó Villatoro.

Agregó que, contrario a los gobernantes del pasado, esta administración está trabajando para que el país viva una plena independencia, libertad y democracia.

 “Lo que corresponde a un funcionario es hacer el bien que demandan las mayorías, y es lo que estamos haciendo en materia de Salud, Educación y Seguridad”, manifestó el titular de Seguridad.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, también señaló la actitud de estos grupos, incluyendo a diputados de la oposición, por solicitar que se derogue el régimen de excepción.

“Cobardes, fracasados, en lugar de defender a los salvadoreños honestos decidieron ponerse del lado de las pandillas, les entregaron las cárceles como centros de especialización para criminales, les entregaron los territorios, las escuelas, los espacios, a nuestros jóvenes. La incapacidad y cobardía de los gobiernos pasados le entregó nuestra niñez a los criminales para que engrosaran sus filas”, dijo el legislador.

Las enmiendas solicitadas contribuirán a mantener los buenos resultados del régimen de excepción que, durante 171 días ha dado como fruto un promedio diario de 0.72 homicidios (124 durante todo el régimen), y más de 190 días en donde no se reportó ninguna muerte violenta.

Estos datos contrastan con los 918 homicidios registrados solo durante el mes de agosto de 2015, durante el gobierno del expresidente Salvador Sánchez Cerén del FMLN.

“El 80% de la población dice que la delincuencia ha disminuido y que su seguridad ha mejorado; el 95% de los ciudadanos está a favor de las medidas de seguridad que se están aprobando en la Asamblea Legislativa. La gente quiere vivir en paz y en libertad, la gente quiere y se merece conservar la libertad que por fin y con esfuerzo todos juntos en este país estamos alcanzando”, expresó el presidente Castro.