Creación del distrito de riego El Porvenir busca beneficiar a productores de arroz


Los distritos de riego deben crearse mediante decreto legislativo para su administración y mantenimiento, en las zonas o regiones del territorio destinados al aprovechamiento del recurso hídrico con fines agropecuarios. El Distrito de Riego y Avenamiento El Porvenir, que beneficiaría a alrededor de 70 productores, sería el cuarto que se establecería en el país.

Jueves 08 de noviembre de 2018


Fotografía: Asamblea Legislativa

La Comisión Agropecuaria tiene en estudio el proyecto de Ley de Creación de Distrito de Riego y Avenamiento Número 4 El Porvenir, ubicado en el municipio de El Porvenir, departamento de Santa Ana, cuya finalidad es contribuir al desarrollo económico y social de los habitantes de esa zona mediante el acompañamiento de los procesos productivos.

Los distritos de riego y avenamiento son unidades técnico-administrativas dependientes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y deben crearse mediante decreto legislativo para su administración y mantenimiento en zonas o regiones del territorio nacional en donde su ejecución, operación de obras y trabajos, destinados al aprovechamiento de recursos hídrico con fines agropecuarios se consideren necesarios.

La creación de un nuevo distrito de riego es analizada por los diputados que conforman esa mesa legislativa; el objetivo es contribuir al aumento de la producción agropecuaria nacional, garantizar la seguridad alimentaria, al crear una mayor disponibilidad de alimentos de la canasta básica y materias primas para la industria.

Integrantes de la Comisión Agropecuaria -que preside el diputado Mauricio Linares (ARENA)- expresaron que al crear un nuevo sistema de riego para la zona occidental se busca mejorar la producción de arroz en el occidental municipio. El proyecto de riego es financiado por el gobierno de Corea, a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOIKA, por sus siglas en inglés). Se busca beneficiar a alrededor de 70 productores.

El sistema incorpora un máximo de 365 hectáreas de tierra a la agricultura bajo riego por medio de la perforación y equipamiento y puesta en operación de siete pozos, además de la construcción del sistema de energía fotovoltaica, suministro de maquinaria agrícola y oficina, nivelación de parcelas agrícolas, construcción de riego, capacitación y asistencia técnica. 

Griselda López