Establecen límite territorial entre municipios de Monte San Juan y Santa Cruz Michapa


De acuerdo al dictamen de la Comisión de Asuntos Municipales, la actual delimitación entre ambas jurisdicciones pertenecientes al departamento de Cuscatlán “no se ajusta al presente desarrollo de la tecnología en materia registral y de medición territorial, como tampoco a las vigentes circunstancias de desarrollo social y económico del país”.

Miércoles 09 de enero de 2019


Fotografía: Asamblea Legislativa

La Asamblea Legislativa aprobó un dictamen favorable parcial de la Comisión de Asuntos Municipales, a fin de establecer los límites territoriales entre los municipios de Monte San Juan y Santa Cruz Michapa, ambos del departamento de Cuscatlán.

Teniendo como punto de partida la importancia de establecer plenamente el ámbito geográfico donde los municipios deben ejercer sus competencias, la comisión consideró oportuno efectuar un análisis de la delimitación territorial del departamento en mención. El objetivo de dicha delimitación es que se convierta en un instrumento esencial para promover condiciones favorables, destinadas a la satisfacción de las necesidades propias de los habitantes de cada municipio.

Según el respectivo dictamen,“la existente delimitación entre los municipios que comprenden el departamento de Cuscatlán, no se ajusta al presente desarrollo de la tecnología en materia registral y de medición territorial, como tampoco a las vigentes circunstancias de desarrollo social y económico del país”. 

Para el estudio de esta moción, la instancia legislativa desarrolló un proceso de diálogo entre las municipalidades involucradas con la asistencia del Instituto Geográfico y del Catastro Nacional del Centro Nacional de Registros (CNR), según el decreto.

Monte San Juan es una localidad que surgió de la fusión de las aldeas San Juan Arriba, San Juan Abajo y Monte Redondo, por decreto presidencial de Santiago González Portillo del 12 de agosto de 1873; en tanto, Santa Cruz Michapa era una aldea de ladinos que existía entre las localidades de San Salvador y Cojutepeque a mediados del siglo XVIII.

Marilú Alvarenga