Buscarán promover trabajo intelectual de salvadoreños e incentivar este rubro


La reforma a la Ley del Libro que es una iniciativa gubernamental pretende armonizar y adecuar la legislación existente a la realidad, a fin de garantizar su efectiva aplicación, promover el trabajo intelectual de los salvadoreños e incentivar este rubro al exonerar del impuesto sobre la renta los derechos y remuneraciones que perciban.

Lunes 04 de febrero de 2019


Fotografía: Archivo

Una iniciativa que plantea reformas a la Ley del Libro, deberá ser analizada por los diputados que integran la Comisión de Cultura y Educación; la misma busca reconocer, impulsar y promover el trabajo intelectual de los salvadoreños y asegurar la presencia de libros y revistas tanto convencionales –físico- como digitalizados por medios electrónicos en el mercado nacional como internacional. También se pretende que los derechos y remuneraciones que perciban los autores, ilustradores, traductores salvadoreños o domiciliados en el país, por concepto de libros editados e impresos en El Salvador o en el extranjero, sean exentos del impuesto sobre la renta.

La propuesta va desde modificar el objetivo de la normativa, a fin de estipular que es de interés nacional la creación intelectual, producción, autorización, edición, impresión distribución, comercialización no solo de libros y revistas convencionales que su presentación sea en algún medio físico, sino también digitalizados por medios electrónicos, incluyendo, pero no limitándose a software o multimedia, hasta plantear la necesidad de adoptar una política nacional del libro y la lectura.

Dicha política, según la moción deberá propiciar que estos materiales, en todos sus aportes, sean un medio fundamental en la educación y el esparcimiento de la sociedad; generar las condiciones adecuadas para que se desarrolle la industria editorial que satisfaga las necesidades culturales, científicas, tecnológicas, espirituales o de recreación.

Además se busca la promoción y difusión, dentro y fuera del territorio nacional, de los libros, productos editoriales afines producidos o editados en el país a través de medios digitales o analógicos, asimismo se pretende fomentar, incrementar y mejorar la producción editorial nacional con el propósito que el sector gráfico y editorial satisfagan los requerimientos culturales y educativos del país en condiciones adecuadas de calidad, cantidad, precio y variedad a fin de que se apoye preferentemente el trabajo intelectual de los salvadoreños y se asegure la presencia de este material en mercados internacionales. 

Por otra parte, la iniciativa requiere estipular un mecanismo para la instalación inicial del Consejo Nacional del Libro y la creación de un  Comité Técnico de Seguimiento, a fin de operativizar los acuerdos tomados en las sesiones de dicha instancia.

Con la propuesta de reforma, también gozarán de la exoneración de impuestos que afecte la importación o internación de libros y revistas, las empresas editoriales digitales dedicadas a la importación, distribución, impresión, edición o publicación de libros producción, o importación de materia prima o maquinaria para tal fin.

La moción en referencia será analizada en las próximas reuniones de la comisión de cultura.

María Teresa Gutiérrez