Nueva normativa garantiza atención de los trabajadores y sus hijos hasta los 18 años


Con el objeto de garantizar el derecho a la salud y el respeto a los derechos laborales de la clase trabajadora, durante el primer trimestre del año, la Comisión de Trabajo y Previsión Social dictaminó favorable aprobar iniciativas de reformas a la Ley de ISSS que beneficia a los hijos de los trabajadores, así como para garantizar los derechos de trabajadores que padecen enfermedades incapacitantes como el cáncer y la insuficiencia renal crónica.

Martes 16 de abril de 2019


Fotografía: Asamblea Legislativa

En aras de garantizar los derechos laborales de la clase trabajadora, la Comisión de Trabajo y Previsión Social ha alcanzado importantes acuerdos avalados posteriormente por el Pleno, durante el primer trimestre del año en curso. Uno de los avances más significativos fue la reforma al artículo 2 de la Ley del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) que permitirá que los hijos de los cotizantes tengan cobertura hasta la edad de 18 años.

El decreto, que entrará en vigencia a partir del año 2020, establece que el ISSS deberá brindar la atención médica a los menores de edad, con base al portafolio de servicio médico que esta institución ofrece; además tendrán que ir mejorando y ampliando la cobertura.

De igual manera, la mesa legislativa presentó el dictamen favorable para modificar cuatro cuerpos de ley con el propósito de establecer las medidas para garantizar la estabilidad laboral de personas con enfermedades crónicas incapacitantes, como el cáncer y la insuficiencia renal crónica.

Son beneficiados con la anterior disposición aquellos trabajadores que requieren controles médicos frecuentes y la respectiva rehabilitación o que necesiten una atención técnica y médica especializada, previa validación de su médico tratante.

Para que lo anterior sea una realidad, la Asamblea Legislativa aprobó los decretos respectivos que contienen reformas al Código de Trabajo, Ley de Servicio Civil, Ley de la Carrera Administrativa Municipal y Ley de la Carrera Docente, para prohibir el despido o la destitución, excluir o discriminar a los empleados que afrontan dichos padecimientos.

Los diputados también establecieron mediante estas modificaciones que posteriormente a que el médico emita el diagnóstico necesario, el patrono deberá respetar esta garantía laboral, la cual se extenderá tres meses después de que el trabajador finalice los tratamientos requeridos.

Otra reforma establece que los patronos no deben asignar a mujeres embarazadas o que padezcan enfermedades crónicas en trabajos que requieran esfuerzos físicos incompatibles con su estado o padecimiento.